La competición en el Grupo D de la División de Honor Plata aún está en proceso de arranque, pero poco a poco se empiezan a delimitar los estatus de los equipos que lo integran. Y el Itea Córdoba, de momento, ha cumplido en los dos partidos que ha disputado y que lo llevan a estar empatado a puntos con el Bolaños y el Pozuelo, conjuntos que comandan la clasificación.

Y para seguir esa estela mañana debe superar una prueba exigente prueba en Roquetas, donde lo espera un clásico de la categoría en el Pabellón Maximiliano Cuervo a partir de las 19:00 horas. De hecho, el cuadro del Poniente almeriense ha comenzado bien la temporada salvando un punto en su enfrentamiento ante el Sanse y venciendo a domicilio al Getasur.

Por lo tanto, una buena oportunidad para que el Itea Córdoba empiece a establecer relativas distancias en la competición y, de paso, confirmar las expectativas de aspirante al ascenso. De hecho, el elenco dirigido por Rafael Moreno ha dispuesto de más tiempo para conocerse gracias a los dos partidos de Liga disputados, algo que podría entenderse como una especie de pretemporada sobre la marcha.

Aunque lo cierto es que en ambos compromisos ha repetido sensaciones. Tiene múltiples recursos en el ataque, mientras que su defensa aún está encontrándose. Eso sí, en esta ocasión Rafael Moreno sabe de primeras que puede contar con todas sus jugadoras, ya que Ciris García debutó hace siete días en La Fuensanta y evidenció que no habrá muchas pivotes de sus características.

En esta ocasión, se van a medir a un equipo que se presenta como el menos goleado de la competición (ha recibido 41 en dos partidos). Por lo tanto, el Itea va a tener que afinar en el apartado ofensivo, al tiempo que no puede descuidar que Gemma Sánchez, de momento, figura como la máxima goleadora del grupo con 16 dianas.