El Adesal, pese a los condicionantes, exprime al Granollers para asegurar los puntos en el Palau Olimpic

Otra vez el Adesal se quedó a las puertas de sorprender a uno de los grandes de la Liga Guerreras Iberdrola. En esta ocasión, ha sido en un escenario histórico como el Olimpic de Granollers, donde el equipo de Rafael Moreno ha querido dejar constancia de su fe y compromiso, a pesar de las múltiples complicaciones que le están acompañando en la travesía por la competición. Y ésa es una señal de esperanza de cara a sus aspiraciones de permanencia, pero también un mensaje de que aún necesita alguna ayuda más para afrontar con garantías ese reto en la segunda fase de la competición, que comenzará en marzo.

Los primeros compases del partido presentaron a un Adesal que parecía aún distraído en el desenlace del encuentro ante La Calzada. Así, en los primeros minutos el conjunto local consiguió distanciarse en el marcador. Estableció un 3-0 de salida y llegó a ampliar esa renta hasta los cinco goles.

Podía parecer que el partido se iba a acabar pronto. Sin embargo, y una vez hechos ajustes en defensa y ataque, el Adesal mejoró de manera notable en todos los sentidos. Tras probar de nuevo situaciones de siete contra seis, Rafael Moreno encontró su equipo y la maquinaria comenzó a funcionar. Lucía Vacas y Malena Guerisoli daban dinamismo a la contundencia necesaria de Agus López y Andrea Roda. En un corto espacio de tiempo, el equipo de La Fuensanta abría un partido nuevo tras empatar a 13. Incluso culminó la remontada con un portentoso lanzamiento de la uruguaya. Pero, como en ocasiones precedentes, no gestionó bien la recta final y acabó cediendo de uno al descanso merced a un siete metros transformado con el reloj en el minuto 30. Pero, como otras tantas veces, el Adesal estaba ahí. De pleno y discutiéndole a un grande.

Y así siguió durante el resto del partido. El Adesal ratificó lo que ya exhibió en los dos partidos de Gijón. Continuidad y competitividad, algo que hizo que el Granollers tuviera que trabajarse el partido hasta el último suspiro.

Con todo, la segunda parte estuvo marcada por una curiosa jugada en el minuto tres que se saldó con dos lesionadas. Kopler, por parte de las locales, y Alba González en el Adesal, si bien no se pudo apreciar cuando la meta nazarena se produjo la luxación de rótula que la sacó del partido.

El caso es que el equipo de Rafael Moreno digirió bien la situación. Y hasta fue capaz de distanciarse en el marcador con un 19-21, liderado por una excelsa Lucía Vacas, quien encontró el mejor de los escenarios para doctorarse en la categoría. Pero entonces el Granollers reaccionó gracias a Nicole Wiggins, quien justificó los motivos que le sitúan en la órbita de las Guerreras.

La meta catalana frustró ataques del Adesal, propiciando un parcial que a la postre resultó definitivo. Impulsado por un 4-0, el equipo del Vallés se escapó en el marcador de tres goles. Lo suficiente para llegar a los minutos finales con holgura, aunque el Adesal lo siguió intentando hasta el último segundo, demostrando que está en el camino. Y eso que ya se saben muchos de los condicionantes extradeportivos que le están acompañando.

 

Ficha técnica:

Granollers, 32: Marta Mera; Ana González (6), Ona Vegué (7), Lea Kofler, Mireia Torras (1), Jana Castañera (6) y Gomes (4) -siete inicial-, Wiggins, Ben, Laia, Prelchi (4), Simó, Capdevila (4) y Zarzuela.

Adesal, 30: Amanda Valero; Irene García, Andrea Roda (6), Gleinys Reyes (5), Agus López (5), Malena Guerisoli (2) y Fany Monrós -siete inicial- Alba González, Ángela Ruiz (1), Lucía Vacas (11), Maura Álvarez, Aroa Montoro y Lucía Guarc.

Árbitros: Excluyeron por las visitantes a Monros, Ruiz y López (2).

Parciales: 4-1, 6-3, 10-5, 13-8, 13-13, 17-16 (descanso) 19-19, 21-21, 23-21, 26-24, 30-25 y 32-30.