El Adesal abre como local la serie de dos partidos de los octavos de final ante La Calzada

El Adesal tiene por segunda vez en su historia la posibilidad de disputar la fase final de la Copa de la Reina. En su primera tentativa, el conjunto que entonces entrenaba Paco Bustos fue apeado por el Canyamelar. Mañana, a partir de las 20:00 horas, abre la serie de octavos de final de la competición recibiendo en la Sala de La Fuensanta al Liberbank La Calzada, que se presenta como uno de los equipos más en forma de la Liga Guerreras Iberdrola.

En cambio, el cuadro que adiestra Rafael Moreno llega muy condicionado a la cita y por partida doble. De un lado, casi no ha podido entrenar a causa de la cuarentena obligatoria que ha tenido que pasar el grupo por un caso positivo hace dos semanas. De otro, componentes de la plantilla siguen en sus países de origen a causa de trámites burocráticos que no se han podido resolver a causa de la pandemia, como son los casos de Camila Bonazzola y Maura Álvarez.

Esto hace que Moreno tenga limitaciones en cuanto a la rotación de la plantilla. Y a eso se suma que en el mercado invernal se produjeron dos bajas, casos de Asun Batista y Arabia Peña, mientras que no se ha podido concretar aún ninguna incorporación más allá de la herzegovina Armina Isic, quien tampoco ha podido volar hasta territorio español.

Todo lo contrario le ocurre a La Calzada. El equipo entrenado por Cristina Cabezas ha iniciado con fuerza hasta el punto de sumar por victorias sus dos compromisos ligueros ante Porriño y Granollers. Si cabe, este segundo tiene más mérito al tratarse del único conjunto de la máxima categoría que había sacado con victorias todos los partidos de Liga disputados. Además, se ha reforzado con Sandra Vallina en el extremo derecho, cubriendo una de las carencias que tenía por culpa de las lesiones desde el principio de la temporada. Aunque, en clave fuensantina, siempre será especial ver a Meriem Ezbida, quien tendrá la oportunidad de jugar nuevamente en “su” casa.

En la primera vuelta de la Liga, el Liberbank se impuso al Adesal por 27-32. Ahora, en poco más de 10 días se verán en tres ocasiones por circunstancias del calendario. Con todo, en las dos primeras se definirá una plaza en la fase final de la Copa de la Reina, que en esta edición tendrá a San Sebastián como sede.

Rafael Moreno:

“El equipo no está en su mejor momento, por muchas ganas que tengamos de competir después de dos meses. Tuvimos un positivo por COVID, que nos obligó a aplazar dos partidos de Liga. Nos viene ahora esta eliminatoria de Copa contra La Calzada, que es a doble partido. Casi no hemos entrenado y tenemos bajas extra de jugadoras que se marcharon a sus respectivos países en diciembre y que aún no están aquí por asuntos relacionados con Extranjería. Esperemos que podamos resolver y que mejoren nuestras condiciones”

“La Calzada ha empezado de manera espectacular, demostrando que quiere estar en la pelea por el título. Ha dado un puñetazo en la mesa al ser el primero que gana al Granollers. Se confirma con poderío y argumentos para pelear por el título. Esperemos competirles”

“Queremos reforzarnos un poco más, pero las circunstancia que hemos tenido con Extranjería se nos han venido abajo. Es una pena, porque son tiempos difíciles y apechugaremos con lo que toca”