La dirección deportiva del Adesal ha llegado a un acuerdo con la portera Sol Ceballos para que forme parte de la plantilla que la próxima temporada militará en la División de Honor Plata femenina.

La arquera, nacida en Rosario el 4 de septiembre de 1995, acredita experiencia en su país con equipos como el Talleres de Remedios y Sedalo antes de pasar a España en la Liga Guerreras Iberdrola, donde militó en el Alcobendas y en el Pereda. De hecho, hizo un gran partido en su última visita a La Fuensanta durante la fase por eludir el descenso con el conjunto cántabro.

Su ficha técnica la presenta con un peso de 60 kilos y una altura de 1,65. La hispano-argentina se define como “una portera explosiva, mi fuerte son los lanzamientos de nueve metros y la contra rápida”. Y hasta confiesa que “a veces, hasta abuso de eso”.

Sol Ceballos reconoce que “me decidí por un proyecto que me parece muy estable, además siempre que coincidimos en la pista éramos rivales directos y hacían bien las cosas”. De ahí que no dude en trazar un ambicioso objetivo a su llegada al Adesal: “El objetivo es quedar primeras del grupo e intentar meternos en la fase de ascenso para intentar conseguirlo después”, aunque advierte que “hay que ir paso a paso”.