La fuensantina apunta que “los resultados demuestran lo duro que estamos trabajando”

 

El Adesal afronta este sábado el último partido de la primera vuelta de la fase por eludir el descenso de la Liga Guerreras Iberdrola. El equipo entrenado por Rafael Moreno se mide al San José, que hasta la semana pasada marcaba la frontera de la salvación.

La trascendencia del encuentro es importante. Por ello, las jugadoras del Adesal volvieron ayer a los entrenamientos concienciadas de que deben ampliar su racha de victorias una semana más para estar cerca del objetivo de la salvación.

Lucía Vacas, una de las jóvenes del plantel adiestrado por Rafael Moreno, asegura que “hemos trabajado duro para afrontar la segunda fase mucho más fuertes y creo que lo estamos demostrando con los resultados”. Incluso recalca que “no es momento de hacer cuentas y sí centrarnos en el partido a partido, ya que todos los que nos quedan son importante y hay que darlo todo en cada momento”.

La lateral entiende que “el partido contra el San José, como en los anteriores, vamos a luchar hasta el final cada balón, independientemente de lo que diga el marcador”. Sin duda, ése ha sido uno de los secretos para las fuensantinas. En su caso, Lucía Vacas se ha erigido en una de las “rookies” de la competición, algo que reconoce porque “personalmente, creo que he dado un gran salto y que estoy asentada en la máxima categoría”. Ahora sólo hace falta que el equipo también lo haga en los cinco partidos que quedan.