Dos derrotas consecutivas ante dos rivales directos hacen que los próximos partidos que afronte el Itea Córdoba tengan una importancia capital. Por ello, es tan importante la cita que mañana a las 18:30 tiene ante el Ikasa Madrid, uno de los conjuntos llamados a ocupar también posiciones nobles en la clasificación.

El equipo entrenado por Rafael Moreno tiene ante sí la obligación de mejorar después de que perdiera en encuentros ajustadísimos ante el Pozuelo y el Bolaños. Y para ello se puede entender que la cita con el Ikasa puede tener un valor regenerativo atendiendo a que las madrileñas también han ganado cuatro partidos. De hecho, su única derrota en la presente temporada fue ante el URCI Almería y por un 27-26.

En cuanto a la escuadra de La Fuensanta, Rafael Moreno dispone de todas sus jugadoras para afrontar el compromiso, aunque tiene en el recuerdo la última visita del Ikasa. Fue en la temporada 19-20, que acabó con el ascenso del entonces Adesal a la Liga Guerreras Iberdrola. Entonces, el equipo de Madrid se impuso por 20-22 y supuso un punto de inflexión en esa temporada. Ahora, nuevamente, la alarma está activada y es el momento de dar el paso al frente.