La extremo argentina afirma que el gol en el último segundo en Santander “es una revancha en lo personal”

El Adesal disfruta de su mejor momento histórico en la Liga Guerreras Iberdrola. El conjunto fuensantino ha encadenado por primera vez tres victorias consecutivas, circunstancia que ahora le ha ayudado a salir de la zona de descenso mientras se disputa la segunda fase de la competición.

El pasado sábado, en Santander, la cita ante el Pereda se resolvió con un gol a pocos segundos para el final de Camila Bonazzola. La internacional argentina apunta que “fue un partido muy emocionante, en función a cómo se fue dando el marcador”, aunque “lo importante es que nos pudimos traer los dos puntos para Córdoba”.

La extremo no oculta que “en lo personal, estoy muy contenta por hacer el último gol, ya que fue una revancha para mí”. Y es que en partidos anteriores tuvo situaciones de partido en las que la fortuna no se alió de su lado en los instantes finales.

La suramericana considera que “el equipo ha crecido bastante con victorias que nos dan confianza”, relación a la racha de resultados. Por ello, indica que “ahora sí somos un equipo de División de Honor y ahora lo único que nos queda es volver a demostrarlo”.