La zurda catalana amplía el repertorio de posibilidades en la primera línea

 

La dirección deportiva del Adesal ha llegado a un acuerdo con la primera línea Aina Fernández para que forme parte de la plantilla que la próxima temporada militará en la División de Honor Plata femenina.

Nacida el 26 de marzo de 1999 en Sant Vicenç del Horts, despertó la atención del Elche, uno de los mejores clubes en el balonmano femenino español, con el que tuvo la posibilidad de debutar en la máxima categoría. Posteriormente, se enrolo en el proyecto del Granollers antes de militar en las dos últimas campañas en el Salud de Tenerife. Por lo tanto, se trata de una jugadora joven, pero contrastada en la Liga Guerreras Iberdrola.

Aina Fernández tiene claro que “llega para conseguir todos los objetivos”, entre los que no descarta “el ascenso a la División de Honor”. La catalana destaca de su nuevo equipo que “es muy fuerte y con jugadoras de muchísima calidad y variada”, por lo que “si somos capaces de sacar lo mejor de cada una de nosotras, se pueden conseguir muchas cosas”.

La lateral derecho se define como “una jugadora con un fuerte, que es el lanzamiento exterior”, pero también otras virtudes como “el juego con la pivote o la visión de juego en sí”. Por lo tanto, Rafael Moreno dispone de un efectivo más y, concretamente, para potenciar los recursos del lateral derecho, donde también está Lucía Vacas.